Todo empezó cuando mi hermano regresó en de un viaje por la costa oeste de Estados Unidos y me enseñó una de las galerías de arte que había visitado y donde uno de sus amigos se había comprado una foto. Sí. Una foto. Una foto realmente increíble, cuyo autor era más que conocido por aquellos lares, así como en Australia, su país de origen. Muchos de los me conocen, saben de quién hablo, pero no está mal recordarlo de nuevo; Peter Lik.

Este australiano afincado ya en Estados Unidos, tenía un sueño, recorrer de costa a costa el país mostrándoselo al mundo. Así lo hizo. Tanto me sorprendió que quise ser como él imediatamente. Ese mismo año, me compré mi primera cámara de fotos, la que aún utilizo: Canon Eos 1000D. Está claro que no es una cámara de gama alta, de hecho es de las más bajas, sin embargo, con ella he podido sacar las fotos que quería y como quería.

No todas son impactantes, no todas serán del gusto de todos, pero muchas querrán saber cómo se hizo y dónde, y aquí, a partir de ahora se lo mostraré. Aún sigo en busca de mi sueño, en busca de llegar a fotografiar cada rincón del mundo y que éste los reconozca, pero sigo buscando lo más importante, que mi foto llegue a transmitirle ese interés por el lugar. Que le transmita felicidad, tristeza, emoción, confianza, dolor, melancolía, amor, odio, paz…

Mi nombre es Carlos Rodríguez y soy un joven aficionado a la fotografía, a cualquier tipo de fotografía, aunque he de reconocer que la que más hago es de paisaje o comercial, aunque he empezado a hacer Fine Photography, inspirado por Brooke Shaden.  A pesar de todo estoy seguro que las fotos que aquí verán les sorprenderán, está claro que no a todos, pero me valdría con que una sola persona sienta admiración por las fotos y por los lugares que en ellas se muestran.

Poco a poco iré poniendo fotos y explicando el porqué de cada una. Espero que les guste.